Apuntaciones sobre José Antonio

Antonio Castro Villacañas

"www.vistazoalaprensa.com"

El pasado día 22 de noviembre, mi querido y admirado Rafael Borrás publicó en "La Razón" uno de sus habituales buenos artículos, esta vez dedicado a glosar la figura de José Antonio Primo de Rivera con motivo de estar ya cercano el centenario de su nacimiento. Como él acertadamente recuerda, José Antonio fue "una figura menor de la política española de los años treinta". No puede ni de lejos compararse con las grandes figuras de la República que él también cita: ni con Azaña, Largo Caballero, Prieto y Companys, por la izquierda, ni con Gil Robles, Lerroux, Calvo Sotelo, Víctor Pradera o Cambó, legítimos representantes de la derecha. Me permito añadir otros nombres a esta lista: los de La Pasionaria, Antonio Goicoechea o Melquiades Álvarez, por ejemplo. Es evidente que José Antonio no puede competir con tan grandes figuras republicanas en cuanto se refiere al nacimiento y desarrollo de nuestra II República. Nadie puede por tanto achacarle más que una mínima responsabilidad en el tremendo fracaso de ese celebrado ensayo político: los responsables máximos de que España tuviera que automedicarse con el amargo trago de una dolorosa guerra civil fueron, no cabe la menor duda, los monárquicos y los republicanos de ley, no ese pequeño y marginal advenedizo que tan sólo obtuvo 45.000 votos -como muy bien recuerda Borrás- entre los españoles mayores de 23 años, pues según la legislación entonces vigente los más jóvenes no podían votar a nadie. Quizás esa sea la razón de que cada año, cuando se cumple el aniversario de sus respectivas muertes, casi nadie recuerde que existieron, pese a tener ahora en su favor la práctica totalidad de los vientos oficiales y mediáticos, cosa que no sucede respecto de la "figura menor" de José Antonio, como muy bien prueba el artículo que cito, al que por cierto no pude responder desde "La Razón" porque en servicio de la libertad de expresión sus rectores se negaron a publicar este comentario, que seguiré ampliando.